Importancia de la autoestima en la vejez

Importancia de la autoestima en la vejez

Sabemos que el cuidado de las personas mayores –que sufren enfermedades o trastornos cognitivos– por profesionales cualificados les ayuda a avanzar, minimiza sus debilidades y fomenta su independencia. Y todo eso, en conjunto con el apoyo familiar, les refuerza su autoestima. ¿Pero qué significa realmente autoestima? ¿Y por qué es tan importante para nuestro equilibrio físico y mental?

Autoestima es la valoración –tanto puede ser positiva como negativa– que hacemos de nosotros mismos. Se basa en nuestras habilidades pero también en nuestra limitaciones. Una percepción real no sufre distorsiones que tiren a más –supervaloración– o a menos –infravaloración–, sino que se basa en lo que realmente somos y podemos ser y hacer.

Aunque parezca contradictorio, conocer nuestras limitaciones es fundamental para nuestra felicidad, para aceptarnos y para intentar mejorar precisamente en lo que somos más débiles. Una autoestima positiva nos vuelve más activos, optimistas y, consecuentemente, más felices. Por eso es tan importante fomentar la autoestima de los mayores. De ese modo, no sólo se sentirán estimados, sino que se sentirán más seguros, más abiertos y su recuperación o su integración será más fácil y eficaz.